Circuito de entrenamiento

Circuito de entrenamiento: La mejor manera para iniciarte en el gimnasio

Si estás pensando en apuntarte por primera vez a un gimnasio, en primer lugar, enhorabuena, ya solo dar ese paso cuesta, pero lo que ahora tienes que decidir es qué ruta vas a coger y que rutina vas a seguir en cuanto a ejercicios. Para esto lo primordial es saber qué objetivo tienes en mente, ya sea bajar de peso o tonificar músculo, siempre habrá una modalidad perfecta para ti, pero como consejo que siempre viene bien, empezar con un circuito de entrenamiento, es sin duda, una de las mejores opciones que puedes escoger para ir cogiendo fuerza y confianza.

Está demostrado que la gente activa está más sana y vive más, y al contrario de lo que se suele creer, el sobre peso no es tan malo como una vida sedentaria, siempre será mejor hacer ejercicio y moverse teniendo unos cuantos kilos de más, que ser delgado o delgada y no hacer nada. Por ello apuntarse a un gimnasio es esencial, ya sea porque crea una rutina, por lo tanto, seguirla te ayudará a largo plazo, por todas las opciones que propone, o por los profesionales que te aconsejarán tanto dentro de las instalaciones como fuera, ya que llevar una dieta es uno de los pasos más importantes para conseguir el objetivo.

Comenzar con un circuito de entrenamiento

Como hemos comentado, es importante saber tu objetivo, pero también es importante eligiendo bien los ejercicios y más que nada el orden específico de estos que vas a realizar. La mayoría de la gente deja el gimnasio antes de tiempo porque se impacientan al no ver resultados, por eso es clave que se empiece por hacer ejercicios en los que se trabaje la mayor cantidad de cuerpo y músculos posible, para finalmente terminar con los específicos, por ejemplo: bíceps, tríceps, abductores, etc.

Otro de los errores que se suelen cometer, es empezar muy fuerte para ver pronto cambios significativos, pero esto no hace nada más que cansarnos sin resultados, por ello en las primeras semanas, y hablo de las primeras seis u ocho semanas, lo mejor es entrenar en full body, tenemos que engrasar los músculos para luego comenzar con mayores exigencias, comenzar por levantar un peso pequeño e ir aumentando en pocas sesiones y pocas repeticiones para pasar la barrera e ir más allá.

Por supuesto, también es importante hacer los ejercicios de forma correcta, esto puede parecer muy básico, pero si nos acostumbramos a hacer un ejercicio en una postura incorrecta, no solo no obtendremos lo que queremos, sino que podremos tener una lesión. Por ello es importante que un profesional sea tu tutor durante estas semanas, te coloque la espalda y el cuerpo y te acostumbres a hacer el ejercicio que sea de la forma correcta.

No fuerces la maquinaria, esto es lo más importante, al comenzar, con un circuito de unos 15 minutos será más que suficiente, quizá no acabes cansado del todo, pero es mejor que estar una hora y acabar sin poder mover un dedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *