Bicicleta elíptica o bicicleta estática, ¿cuál elegir?

Bicicleta elíptica o bicicleta estática, ¿cuál elegir?

Ambas ejercitan tu sistema cardiovascular (el corazón y los vasos sanguíneos); ambas mejoran tu capacidad de resistencia al ejercicio físico durante largos períodos de tiempo; ambas protegen tus articulaciones y son más recomendables que otras prácticas que te pueden causar lesiones, como correr; ambas son apropiadas para mantener tu cuerpo saludable; entonces, ¿cuál elegir?

Depende de los objetivos por los cuales deseas realizar tu entrenamiento.

Definitivamente la bicicleta elíptica es un aparato más exigente, pues implica a todo el cuerpo, mientras que la bicicleta estática sólo compromete a la parte inferior de él.

A continuación, te ofrecemos algunas de las cuestiones principales que debes de considerar, teniendo en cuenta la efectividad de cada una de ellas en tu entrenamiento (en dependencia de tus propósitos):
Ambas ayudan a tonificar el cuerpo (nunca a aumentar la masa muscular), pero no trabajan sobre los mismos músculos. En el caso de la bicicleta estática, el trabajo se centra en los muslos y las pantorrillas, aunque los bíceps y tríceps también se ejercitan mientras ayudan a mantener una correcta postura de la espalda, para evitar dolores. La bicicleta elíptica, por su parte, trabaja tanto en la parte inferir, como en la parte superior del cuerpo, implicando el 80% de los músculos; incluyendo la espalda, los brazos, el pecho, el estómago, los glúteos, los muslos y las piernas. Ambas constituyen un buen entrenamiento para perder peso

Las calorías que consigas quemar mediante tu entrenamiento, tanto si utilizas la bicicleta estática, como si te decides por la elíptica, dependen casi exclusivamente de la intensidad y de la duración del ejercicio. Si bien es cierto que la elíptica permite quemar alrededor de un 15% más de calorías que la estática, una intensa sesión de la segunda puede ser mucho más efectiva que una rutina regular con la primera. En todo caso, debes de considerar cuáles son las áreas de tu cuerpo que deseas entrenar, que músculos deben de trabajar durante el entrenamiento.

Ambas te pueden ayudar a recuperarte de una lesión, sin embargo, no son igual de eficaces, en todo caso dependerá del tipo de lesión que padeces La bicicleta estática te permite ir suavemente y ejercitar con comodidad. Si necesitas trabajar con tus piernas, es ideal para que no te sobresfuerces. También es muy recomendada para recuperarte de las lesiones de espalda La bicicleta elíptica, al igual que la estática, resulta muy útil para recuperarse de lesiones de espalda, pero debe de usarse con precaución. En el caso de las lesiones de rodilla, es el equipo ideal, puesto que tiene un impacto mucho menor en la articulación. Tu estilo de vida también influye en la elección de un equipo u otro

Aunque parezca menos relevante, en realidad es de gran importancia que, antes de decidirte por una máquina u otra, valores algunas cuestiones que se encuentran directamente relacionadas con tu vida personal. Por ejemplo: Si deseas entrenar en casa y dispones de poco espacio, la bicicleta estática es más pequeña; y también menos costosa. Por otra parte, si vives o entrenas con un compañero, lo más apropiado sería que existiese un mutuo entendimiento para seleccionar el entrenamiento a realizar, sin dejar de un lado las necesidades de cada cual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *